AUMENTO DE MAMAS

El AUMENTO DE MAMAS o MAMOPLASTIA DE AUMENTO es posiblemente la intervención quirúrgica de cirugía estética más frecuente en nuestro país, especialmente entre mujeres jóvenes.

Cada cirujano plástico tiene su técnica de elección según el caso y la situación personal de cada paciente. Particularmente y gracias a nuestra experiencia tenemos una concepción del aumento de mamas basado en la NATURALIDAD y la ARMONÍA, especialmente trabajando con prótesis anatómicas de alta calidad o redondas de perfil moderado.

Las siguientes preguntas son las más frecuentes que nos encontramos cuando una persona nos viene a consultar sobre el aumento de mamas y realmente creo conveniente responder para aclarar las tantas dudas que aparecen ante este paso tan importante para la mujer que desea realizarse un tratamiento de aumento mamario.

Video aumento mamas - pechos - senos - cirugia - video cirugia - cirugia estetica - protesis             

CLICK en  la IMAGEN

VÍDEO DE AUMENTO DE MAMAS

PERIAREOLAR y RETROPECTORAL

Prótesis ANATÓMICAS


¿EN QUÉ CONSISTE EL AUMENTO MAMARIO?


Es una técnica quirúrgica consistente en la colocación de unas prótesis de gel cohesivo de silicona  de alta calidad en el pecho a través de unas incisiones estratégicamente situadas con el objetivo de darle el volumen y la forma deseados.

¿A QUIÉN ESTÁ INDICADO?


A todas las personas que desean unas mamas más grandes por motivos estéticos y a todas las mujeres que debido a cualquier patología de base tienen una hipoplasia o agenesia mamaria (falta de desarrollo mamario) o se deben someter a una reconstrucción mamaria tras haberles sido extirpada la mama por un cáncer. También se realiza en pacientes de genotipo varón en cirugía de reasignación sexual.

¿TODAS LAS INTERVENCIONES SON IGUALES?


No hay ninguna igual ya que todo depende de cada paciente. No todas las personas tienen el mismo forma de pecho previo a la intervención, no todas desean el mismo volumen, ni se realiza el mismo tipo de incisión para la colocación de la prótesis ni se colocan en el mismo lugar. En definitiva, a cada persona le correspondería una determinada técnica y un tipo de prótesis por lo que se debe estudiar cada caso con detenimiento y ofreciendo el tratamiento más adecuado para cada uno, por lo que no es del todo acertado decir que “yo quiero tener el pecho como mi amiga”, ya que cada una tiene su pecho previo a la intervención y a cada una le va a sentar de forma diferente.

¿CUÁNTAS TÉCN ICAS QUIRÚRGICAS EXISTEN?


Principalmente hay tres vías de abordaje por las que se colocan las prótesis mamarias: SUBMAMARIA, PERIAREOLAR y AXILAR . Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes y cada cirujano plástico prefiere una u otra según su experiencia personal y según el tipo de paciente. Debe ser tu cirujano plástico quien te informe de las características de cada una de las técnicas.

¿QUÉ SON LOS PLANOS DE COLOCACIÓN DE LAS PRÓTESIS?


Son los espacios que hacemos los cirujanos plásticos durante la intervención en el pecho para colocar y albergar las prótesis mamarias.
Existen TRES planos: SUBGLANDULAR, SUBFASCIAL y SUBMUSCULAR. Es decir SUB- significa “debajo”  y el resto de palabra el lugar anatómico donde se colocan:

  • SUBGLANDULAR: debajo de la glándula mamaria. No la utilizo al ser la que peor resultado da a largo plazo (mayor posibilidad de descenso de la prótesis, se palpa y se nota más la prótesis, mayor índice de contractura…)
  • SUBFASCIAL: detrás de una capa muy fina (fascia) que recubre la parte anterior del músculo pectoral mayor. La utilizo en el 10% de los casos. Sobre todo en chicas muy deportistas y con pectoral muy pontente. A largo plazo también se evidencian problemas similares a la subglandular. Existe una variedad de la subfascial en la que se añade a la fascia un poco de músculo pectoral de tal manera que le da un poco más de cobertura a la prótesis.
  • SUBMUSCULAR o RETROPECTORAL: como su nombre indica, detrás del músculo pectoral mayor. Es la que más utilizo, en un 95 % de los casos ya que da una mayor cobertura a la prótesis, se cae menos por el efecto de la gravedad a medida que pasa el tiempo y existe un menor riesgo de contractura capsular.

¿ES MÁS DOLOROSA DETRÁS DEL MÚSCULO?


Es un poco más dolorosa que la subfascial, pero con la forma de despegar el músculo más meticulosa y haciéndolo por la zona donde se une el tendón del músculo a las costillas (desinserción tendinosa) se consigue menor dolor ya que se lesionan menos fibras musculares y, por tanto, duele menos.

Lo que sí duele un poco más es la vía axilar ya que a pequeñas molestias del aumento de mama, se une las molestias en la axila al levantar el brazo durante las primeras semanas.

¿QUÉ TIPO DE PRÓTESIS SE UTILIZAN?


Habitualmente son de GEL COHESIVO DE SILICONA, aunque hay también quien utiliza prótesis salinas o de suero fisiológico. No se han encontrado estudios clínicos que demuestren ninguna relación entre las prótesis de silicona y la aparición de cáncer de mama.

Las prótesis pueden tener forma REDONDA o forma ANATÓMICA (de lágrima) y pueden ser de superficie lisa o texturada. Hay muchos marcas de prótesis mamarias, de mayor o menor calidad, si bien es recomendable que, aunque sean más caras, se coloquen prótesis de mayor calidad por la fiabilidad y durabilidad que ofrecen a largo plazo.

¿ES UNA INTERVENCIÓN COMPLICADA?


Se trata de una intervención quirúrgica, no debe olvidarse este aspecto, que no es excesivamente complicada pero que debe tomarse con respeto para obtener los mejores resultados posibles. Se realiza normalmente bajo anestesia general y requiere habitualmente un día de ingreso hospitalario.


¿CUÁNTO TIEMPO TARDARÉ EN RECUPERARME?


Es una intervención poco invalidante. Lo más molestos son los 2 primeros días. A partir de aquí el dolor disminuye considerablemente de tal manera que a la semana estarás muy bien. A las 2 semanas harás vida practicamente normal y al mes podrás iniciar las actividades deportivas empezando suavemente.
Además si realizas un buen tratamiento postoperatorio, la recuperación será más rápida y eficaz.

¿SE DEBE REALIZAR UN TRATAMIENTO COMPLEMENTARIO?


No son muchos los cuidados postoperatorios, pero necesarios para un mejor resultado de la intervención. Es recomendable realizar drenajes linfáticos o masajes en la zona de las mamas partir de la primera semana de la operación, con el fín de disminuir la inflamación de las mamas y darles más elasticidad para evitar una rigidez de la cápsula periprotésica. También recomendamos tratamientos con ultrasonidos, con lo que disminuyen aun más rápidamente la inflamación el índice de contractura capsular.

Es recomendable llevar las 24 horas del día un sujetador deportivo sin aros durante las 2-3 primeras semanas y posteriormente ir introduciendo los aros para dejar mejor forma al pecho. Recomendamos evitar la exposición al Sol los dos primeros meses y posteriormente con protección solar de factor alto de la cicatriz.

Somos muy exigentes en el tratamiento postoperatorio ya que a veces hemos visto cambios producidos por un mal cumplimiento del postoperatorio que se pueden evitar y como nos gusta el trabajo bien hecho y obtener el mejor resultado posible, hacemos lo máximo para conseguirlo y un buen seguimiento postoperatorio es básico para ello.

¿PODRÉ DAR DE MAMAR SI ME QUEDO EMBARAZADA?


En el caso de las intervenciones por vía axilar y submamaria no hay ningún problema al no tocar para nada la glándula mamaria. En el caso de la vía periareolar, en algunos pocos casos pudieran tener dificultad de lactancia al tener que atravesar la glándula mamaria para llegar al espacio donde se colocará la prótesis (retromuscular o subfascial). Realmente existen pocos casos donde hay que evitar la lactancia por problemas derivados de la cirugía de aumento vía periareolar, por lo que es raro que se llegue a ese extremo.

¿EXPLOTAN EN LOS AVIONES?


Es una leyenda urbana que hacía referencia a las prótesis de suero salino que, por el desgaste de la cápsula de la prótesis, se podía producir un poro por el que se vaciaba el suero salino y el cuerpo lo absorvía y eliminaba dejando la prótesis vacía y, por consiguiente, “desinflándose” el pecho. Hoy en día eso no pasa ya que la mayoría de cirujanos utilizamos prótesis de gel cohesivo.

¿Y UNA VEZ OPERADA, QUÉ?


Pues a hacer una vida normal, realizar las tareas cotidianas que tenía antes de la intervención, realizar tus masajes diarios normales, acudir a las consultas de control médico y a disfrutar de la vida.

Es recomendable realizar los controles ginecológicos habituales según tu edad y si fuera necesario realizar una MAMOGRAFÍA, deberías avisar al radiólogo que llevas prótesis mamarias para que hagan las mejores proyecciones posibles para evaluar mejor tu glándula mamaria.

Y si surgiera alguna duda o apareciera alguna cosa que te inquietara sobre tus nuevas mamas no dudes en consultar con tu cirujano plástico, que gustosamente os atendemos.