PEELING

 

¿EN QUÉ CONSISTE UN PEELING?


El PEELING es un tratamiento médico consistente en la exfoliación o eliminación de las diferentes capas de la piel para obtener una mejoría de la textura, color y luminosidad de la piel.
Dependiendo de la profundidad en la que actúan los peelings, hablaremos de un Peeling SUAVE (o superficial) o un Peeling FUERTE (o profundo), con la consiguiente variedad de resultados.

 

¿QUÉ TIPOS DE PEELING EXISTEN?


Principalmente existen 3 y los resultados son similares, si bien la forma de exfoliar o eliminar las capas de la piel son diferentes:
1.- PEELING por LASER (aparatología por Láser)
2.- PEELING QUÍMICOS (con diferentes tipos de ácidos)
3.- PEELING MECÁNICOS (mediante dermoabrasión con fresas mecánicas)

 

¿CUÁLES SON LOS MÁS FRECUENTES?

Por la mayor sencillez y al ser más prácticos y económicos, los peelings más usados son los PEELINGS QUÍMICOS, utilizando diferentes tipos de ácidos: ácido glicólico, ácido salicílico, ácido pirúvico, ácido tricloroacético, fenol, etc.
Nosotros, actualmente utilizamos principalmente el ÁCIDO SALICÍLICO y peelings suaves y el ÁCIDO TRICLOROACÉTICO para peelings más fuertes. Son de fácil aplicación y de resultados muy efectivos siempre que estén manejados por manos expertas.

¿PARA QUÉ SE USAN LOS PEELINGS?


Peelings suaves: mejorar textura de la piel, exfoliar capas muertas de la epidermis, eliminar manchas superficiales, mejorar arruguitas finas de la piel, cerrar los poros.
Peelings fuertes: Eliminar arrugas más profundas, eliminar manchas de la piel, tensar la piel para rejuvenecer, mejorar cicatrices de acné y otras cicatrices (traumatismos, cicatrices quirúrgicas, injertos cutáneos, etc).

¿CUÁL ES EL PROTOCOLO DE LOS PEELINGS SUAVES?


Habitualmente utilizamos el peeling de ÁCIDO SALICÍLICO al 5-10% para mejorar la calidad de la piel mediante la aplicación del producto en la cara, cuello y escote en unas 4 sesiones (1 sesión al mes durante 4 meses). Con este protocolo de 4 sesiones se consigue mejorar notablemente la textura de la piel y eliminar manchas superficiales de una forma sencilla, progresiva y sin un “post-tratamiento” muy complicado.
También se puede hacer algún peeling suave esporádicamente cada cambio de estación para dar vitalidad a la piel o una semana antes de cualquier tratamiento de Medicina Estética para preparar la piel mediante una limpieza exhaustiva para que los resultados de los tratamientos médico estéticos sean más efectivos.

 

¿Y EL DE LOS PEELINGS PROFUNDOS?


Depende de cada paciente, ya son tratamientos más importantes que requieren una preparación previa (en algunos casos) y un post-tratamiento más controlado y exigente.
Normalmente se puede hacer algún peeling de ÁCIDO TRICLOROACÉTICO (TCA) del 20-30-50% para eliminar puntualmente alguna mancha de la piel más profunda que o requiere mucha preparación. Pero si la extensión de las manchas son mayores, se debería hacer una preparación previa unas semanas antes con unos productos para mejorar los resultados. En el caso de que se quiera mejorar la textura y las arrugas de la cara también se hará la preparación previa y posterior, conociendo bien los efectos inmediatos del peeling profundo, que en algunos casos son bastante llamativos.
En definitiva, depende del tipo de tratamiento que se tenga que realizar, del paciente, de su vida social y de las preferencias que haya en esos momentos.

 

¿QUÉ ME ACONSEJAS?


Depende de lo que quieras.
Si quieres una cosa sencilla, no dispones de mucho tiempo y no quieres un tratamiento que requiera demasiados cuidados te recomiendo un peeling con ÁCIDO SALICÍLICO (o glicólico) pero haciendo varias sesiones para que los resultados sean efectivos.
En cambio, si quieres tratar lesiones más importantes (cicatrices, arrugas, manchas profundas) de una sola vez (aunque se puede repetir varias veces dejando pasar unos meses) y dispones de tiempo para hacer un buen post-tratamiento, te recomiendo un peeling fuerte con ÁCIDO TRICLOROACÉTICO.

 

¿SE REQUIERE BAJA LABORAL CUANDO ME HAGA UN PEELING?


Si es un peeling suave NO, después de hacértelo puedes seguir haciendo tu vida normal, solo tienes que hidratarte la piel y protegerla de Sol con protección solar de factor mayor de 50 varias veces al día.
Si es un peeling fuerte muy localizado tampoco (alguna mancha cutánea, alguna pequeña cicatriz) ya que llevando la cura de la zona tratada es suficiente.
Por el contrario, si es un peeling fuerte de gran extensión (toda la cara, por ejemplo) te recomendamos que cojas una baja laboral que puede durar unos 10 días ya que se produce una inflamación importante de la cara, se forman costras que irán cayendo lentamente dejando aparecer la “piel nueva” y hasta los 7-10 días una persona no empieza a estar “presentable” y con la zona toda curada. Después queda la zona tratada con la “piel nueva”, que es de color más sonrosado de lo habitual y que se debe proteger con protección solar de pantalla total e hidratación abundante mediante gel de aloe vera, aceite de rosa mosqueta,  leche de almendras, etc. Esta piel sonrosada puede durar varias semanas, dependiendo de la profundidad a la que se haya llegado con el peeling.

 

¿PUEDO TOMAR EL SOL DESPUÉS DE UN PEELING?


ROTUNDAMENTE NO.
Es necesario que tras un peeling suave te pongas protección solar durante al menos 2 semanas después del tratamiento y así evitar pigmentaciones de la piel por exposición al Sol.
Y especialmente en peelings fuertes debes protegerte del Sol durante semanas, hasta que la piel sonrosada haya adquirido el color normal de la piel para evitar esas pigmentaciones.

¿CUÁNDO ME LOS PUEDO HACER?


Los peelings suaves puedes hacértelos en cualquier estación del año siempre que después uses protección solar.
En el caso de los peelings fuertes es más recomendable no hacerlo en verano por la mayor posibilidad de que la exposición al Sol pueda provocar una nueva pigmentación de la piel.